1 dic. 2009

Identidad y tecnociencia

La identidad es un refugio para el individuo porque en ella se reviste de apoyo social al alejarlo de la soledad y llenando ese vacío existencial generado por la inseguridad. El individuo como ser social le resulta arto complejo habitar en un mundo donde su vida no tenga sentido. Por lo tanto, en ese afán de conferir sentido a su existencia se aferra a una identidad, buscando esa pertenencia a algo y donde sus relaciones sociales motiven un dinamismo. Tener una identidad minimiza los fantasmas del aislamiento, a la vez le concede un lugar, un orden y un equilibrio en su vida, individual como colectiva.

La identidad no es algo que venga inscrito en el sujeto, es decir, de naturaleza innata, sino que responde a un proceso social de construcción. En este proceso de edificación de la identidad del sujeto, como miembro de una colectividad intervienen dos elementos:
1) los individuos se definen o identifican con ciertas cualidades compartidas con otros miembros de la sociedad. Por lo tanto, la cultura será un factor determinante en la construcción social de la identidad individual. En consecuencia, las identidades individuales se mueven en contextos colectivos culturalmente establecidos.

2) La construcción de una identidad requiere de la existencia de “otros”. Los tienen un doble sentido, por un lado, necesitamos de los otros para proyectar nuestra autoimagen de cómo nos ven o deseamos que nos vean los otros. El segundo sentido, porque necesitamos de otros para mostrar nuestra diferencia. Berger y Luckmann (1988: 65) manifiestan que las trayectorias individuales enmarcadas en una sociedad determinada van perfilando la construcción de la identidad, que es un proceso que surge de la dialéctica [es decir, de las interrelaciones recíprocas] entre el individuo y la sociedad.

Estos distintos aspectos que acabamos de exponer brevemente podrían estar claramente influenciados por el sistema tecnocientífico. En este sentido la consideración del ser humano como cyborg entrá a fondo en esta perspectiva desde un enfoque socio-antropológico. El problema es que son pocos aquellos que se dedican a esto y, en ocasiones, tienen problemas para exponer sus investigaciones.

No hay comentarios: