12 dic. 2007

Biología y arte

En la búsqueda de un pensamiento que tracienda los espacios comunes, encontramos a la relación biología/arte, como pueden ir apareciendo otras tantas, que tal vez suenen novedosas y que tal vez tan solo sea novedoso el nombre; sin embargo lo que pretendemos en estas líneas es simplemente es ir aproximando al ojo a una de tantas lecturas que por ser una no es la una ni la otra, la que pretenda establecer hegemonías interpretativas en el discurso que vincula a la ciencia y el arte.
Ciencia y arte en algún momento inseparables ahora suenan a esoterismo. De allí la reconquista de estos nichos, que nos muestran condiciones y situaciones propias de la vida social. La biología ciencia de la vida (por lo menos en su definición), nos pone en frente lo que somos o por lo menos lo que creemos que somos. Y hace de nosotros mismos un mundo que marcha con una lógica que no es otra. Haciendo de la ciencia y la técnica estamentos aespirituales, o por lo menos eso es lo que se ha pretendido más allá de la búsqueda desesperada de los universales, la objetividad, la realidad y la verdad. En otras palabras; los estos son los lugares en los que no cabe el arte, por subjetivo y espiritual, en consecuencia por ilógico e incierto.
Si la belleza es la magia de la vida, entonces la biología y más que la biología el objeto de estudio de la misma, es también belleza. Por que la biología como tal es mecánica y lineal, sin embargo su objeto de estudio que es la vida, es complejo y polivalente. Cuando digo la biología me refiero a la que domina hoy día el pensamiento, sin embargo viene emergiendo desde hace algunos años otra biología en la que el arte ya no es un elemento extraño ni un lugar de vitrina, ni una casualidad atractiva. Es decir la biología como pensamiento ha ido mutando no a una excepción como lo era antes y no a una regla como se puede llegar a creer, sino que por hablar de cambios, nos referimos a otra dimención de cosas, nos referimos tal vez a un orden meta complejo por darle algún nombre.
Por ello hablar y/o pensar la biología vista a través del arte y viceversa es simplemente reconocer que lo bello también habita en estos espacios. Y que tal vez no se trate siquiera de belleza sinode expresión del sentimiento, visto esta vez a través de la llamada ciencia de, con y para la vida. La biología.
Una obra de teatro que represente la magia de la ingeniería genética, una exposición que refleje las maravillas de la robótica vista a través de un cyborg, una película de ciencia ficción que nos muestre las posibilidades del viaje a través del tiempo; o un libro que nos hable de un mundo funcionando con la ética de internet. No solo son lugares posibles, sino que además ya existen. De allí que la fotografía nos edita a nosotros y que nuestra perspectiva es la perspectiva del ojo que apenas aprende a ver, a ver que la soledad es una utopía que que la libertad habita en nuestra computadora, a ver que la distancia se pierde en bits y que la nostalgia viaja a través de las galaixias buscando mundos perdidos.
He allí la mirada que nunca deja ni dejará de ser un extravío de esperanzas unitarias más allá de la esperanza cromosómica de la aurora sideral.
Oscar José Fernández

1 comentario:

Alberto Palasí dijo...

Estoy buscando una confluencia, si bien yo la tengo claro pero el sistema de paradigmas actuales hace difícil la formación contínua. Soy profesor y licenciado en Cs. Biológicas, director y actor de teatro, trabajo en la universidad en el área artística y estoy haciendo el doctorado en artes de la universidad nacional de córdoba, pero me gustaría hacer una especialización en biología y arte, si alguien tiene alguna información le ruego que se comunique: Alberto Palasí begin_of_the_skype_highlighting     end_of_the_skype_highlighting begin_of_the_skype_highlighting     end_of_the_skype_highlighting: apalasi@hotmail.com. Saludos