18 dic. 2007

ALGUNAS APORTACIONES A LA EDUCACIÓN DESDE LA BIOLOGÍA FILOSÓFICA

Oscar Fernández
osfernandezve@hotmail.com
Un nuevo tiempo en educación

“Popper y Prigigyne sostienen que en el siglo XX,
hemos pasado de la ciencia de los relojes
a la ciencia de las nubes” (Sergio Vilar)

En la educación Venezolana, en especial la educación secundaria (escuela básica tercera etapa y diversificado); existe la condición de formación por horas; en ésta la relación docente-alumno se hace mecánica en períodos que fluctúan entre 2 y 6 horas semanales dependiendo de la asignatura y/o curso. Ésta concepción fundamentada en un paradigma estrictamente mecanicista, deshumaniza la relación docente-alumno y la cronometra hasta tal punto que en el ámbito socioeconómico el docente que está sujeto a este sistema, vale lo que valen las horas que labora. Y el conocimiento dura lo que dura 2 horas reducidas éstas a 45 min. cada una. Tan es así que los procesos instruccionales (didácticos), deben estar sincronizados a dicha dinámica.
¿Pero que ocurre cuando esto no se da así? Pues simplemente que la evaluación mecanicista-conductista y positivista, que se le aplica al docente resulta negativa. Porque según éste incumple el horario. En tal sentido surge la necesidad de reconsiderar la utilización del tiempo en educación.
El tiempo educacional debe convertirse en un tiempo neurocognitivo y no en un tiempo cronológico.
¿Cómo ES ESTO?
Es bien sabido que el proceso de adquisición y apropiación del aprendizaje es diverso en cada persona y en cada grupo. Sin embargo conociendo esta realidad seguimos trabajando en función de un tiempo que no es flexible, sino que por el contrario se convierte junto al uniforme escolar, la arquitectura y los contenidos, en factores estandarizadotes del conocimiento. Desde esta perspectiva convertimos a la escuela en una fábrica de salchichas.
Considerando todo lo antes dicho, ¿Qué podemos hacer para superar el paradigma esclavizante del tiempo cronológico?
Primero que nada, debemos tener claro que el tiempo es un invento, que a mi modo de ver tuvo desde su inicio dos finalidades; en primer lugar separar el día de la noche, y en segundo lugar fue creado para justificar la existencia del antes y el después. En el primer caso tenemos que la duración del tiempo en días y noches iguales sólo es posible en zonas próximas al ecuador ( y esto también es relativo), en cambio en otras zonas mas alejadas la duración del día y de la noche puede variar horas, días y hasta meses. Desde esta perspectiva el tiempo no es igual para todos. Y en el segundo lugar tenemos que éste tiempo sólo existe para justificar al presente inexistente. Si alguien piensa lo contrario podría decirme ¿Cuánto dura el presente?. Por otra parte el pasado podemos cronometrarlo desde el Big Bang hasta hoy; el futuro hasta el fin del planeta y/o del universo, pero ¿el presente cuanto dura?
¿El presente dura lo que dura la experiencia? Pues la sensación de un beso dura más que el minuto y medio del beso, ésta puede durar semanas y hasta meses.
Y volviendo al aprendizaje ¿el proceso de enseñanza-aprendizaje dura lo que dura la interacción docente-alumno?
ALGUNOS DATOS PARA ENTENDER ESTO
Es bien conocido que la capacidad de atención de un alumno fluctúa de 10 a 60 min. Pero nunca llega a dos horas; contadas excepciones no es el docente quién promueve la diferencia.
Los temas tratados en clase
La hora a la cual se encuentran
La arquitectura, la ventilación, la iluminación, etc. Y la intervención con los compañeros dentro y fuera del aula, son en definitiva factores que afectan el proceso de atención; y aunque mayor atención no es garantía de mayor y mejor aprendizaje, es ésta determinante para el logro de la misma.
En esta perspectiva:
¿Podría llegar a ser mas significativos 20 min que 2 horas de clase?
¿Cuál es el tiempo apropiado para compartir con un grupo de alumnos?
¿Termina el proceso de enseñanza aprendizaje al culminar la hora de clases?
¿Es el tiempo del docente sólo el tiempo del aula, o por el contrario su tiempo trasciende el espacio académico?
¿Cuál sería entonces el sueldo de un docente por horas, que comparte con sus alumnos 20 min. Y que promueve reflexiones que duran 24 horas?
¿Es la visión del tiempo que tenemos la apropiada para la educación que queremos?
A continuación se presentan algunas reflexiones entorno al tiempo no cronológico, correlacionando éstas además con el pensamiento complejo:
TIEMPO Y COMPLEJIDAD
• Desde la teoría de la complejidad podríamos hablar de una nueva categorización que pretenda integrar conocimientos en torno al término tiempo; así pues tenemos:
** El tiempo geográfico u oficial: Es el tiempo o concepción del mismo mas común; el cual tiene una vinculación directa con el tiempo cronológico y los usos horarios.
** El tiempo cromosómico y/o reloj biológico: Se refiere a la concepción y/o sensación del tiempo que poseemos en nuestro interior como un ritmo interno e íntimo.
** El tiempo sincronizado o colectivo: Se refiere a los fenómenos que estudia la nueva ciencia de la sincronicidad, ésta… “sugiere que no existe el azar ni la casualidad y que los acontecimientos inesperados obedecen a unas leyes de la naturaleza que regulan todo lo que sucede en nuestras vidas” (Revista muy interesante Nº 223). La sincronicidad o ciencia de la coincidencia nos habla de un tiempo colectivo.
** El tiempo cibernético: Este tiempo combina la relación con las nuevas tecnologías y la noción del tiempo; en Internet por ejemplo la noción de tiempo se relativiza y se hace casi inexistente la cual a su vez se hace hermana de la noción de espacio. De este modo la experiencia cibernética se cruza con la sensación de tiempo desde el cerebro.
** Tiempo Mental: Es la categoría mas difícil de explicar, tanto que la he subdividido en otras subcategorías, o tal vez porque simplemente el tiempo sea una percepción mental aprendida, y esto de ordenar las ideas mas que una respuesta simplificadora y/o mecanicista, termine siendo una opción evolutiva. Sin embargo se pretende presentar otros elementos que pueden o no actuar en la calidad de la percepción de ese tiempo mental. (Considerando siempre, que la categorización sólo es una opción esquemática y que la realidad no está dividida en pedacitos). En tal sentido tenemos:
*** Tiempo adrenal: Se refiere a la percepción del tiempo bajo la acción de la adrenalina; la cual sabemos actúa en momentos de crisis, permitiéndonos por algunos segundos percibir un tiempo distinto.
*** Tiempo dopamínico/ serotonínico: Se trata de la percepción del tiempo bajo la acción de la dopamina y/o serotonina las cuales sabemos son los neurotransmisores responsables de las sensaciones de ansiedad y placer.
*** Tiempo farmacológico: Se refiere a la percepción mental del tiempo que ocurre bajo el efecto de alguna droga. (No es lo mismo la percepción del tiempo bajo el efecto de la cocaína que bajo el efecto del alcohol).
*** Tiempo atlético: Se refiere a la percepción del tiempo bajo la práctica de una actividad deportiva.
*** Tiempo místico: Se trata del tiempo que se percibe bajo un estado alterado de conciencia, en el cual se cree se tienen experiencias espirituales.
*** Tiempo musical: Aquí tocamos el tiempo o percepción del mismo desde la música, la cual ya existe en la naturaleza desde tiempos inmemoriales, incluso en nuestro interior (ritmo de vida, los latidos del corazón por ejemplo).
Tal vez este enfoque desde las neurociencias pueda canalizarse desde la neuroquímica, o la neurofisiología, o la psicogenética, o la neurología, etc. O a través de un intento de integrarlas en un análisis, que si bien es limitado es una aproximación para hacer algo diferente. El tiempo tal vez sea un invento; y esta disertación quizás sólo sea un ejercicio de complejización mental. Yo no lo creo así y ¿usted?
IDEAS FINALES
Considerando todo lo expreso anteriormente se propone la reorientación metodológica conceptual del término tiempo en el proceso de enseñanza aprendizaje, para así poder cumplir de forma corresponsable con el ideal de soberanía cognitiva que reclama toda nación inmersa en una dinámica compleja de interacción concurrente y concordante con la filosofía de un nuevo País que marcha hacia la construcción de una nueva educación, inscrita en la matriz axiológica de la tolerancia y la solidaridad mutua. Valores inherentes a nuestra condición humana y presentes en nuestra carta magna de al República Bolivariana de Venezuela.

No hay comentarios: