25 abr. 2007

El imaginario social de la ciencia

El subsistema de la ciencia es parte del sistema de la sociedad. No obstante, ha logrado una diferenciación suficientemente clara de los otros subsistemas sociales. Tanto es así, que se puede afirmar que existe una cerradura autorreferencial de este subsistema. Esta cerradura es la que provoca que la actividad científica se mueva en función de un conjunto de intereses muy determinados y busque hacer plausible un enfoque que le permita configurarse como la única actividad con sentido. Por este motivo, podemos decir que la actividad científica es una creación histórico-social, una construcción y organización del saber que refleja un conjunto de significaciones imaginarias occidentales. Pero no sólo eso, la propia ciencia es ella misma un imaginario social ya que -según Cornelius Castoriadis- lo imaginario social es lo que va a permitir a un sistema social verse, imaginarse, definirse, como un "nosotros" concreto y particular y ver, imaginar y definir el mundo como su mundo. De hecho, la sociedad actual ha pasado de una referencia gnoseológica social determinada por las creencias, a una referencia ideológica, para llegar a un contexto científico-social.

No hay comentarios: